|
FLASH DEL ESTE
|
|
|
ON AIR..
POLÍTICA
Fiscalía imputa a diputado Rivas y sus caseros planilleros en la Cámara Baja
Lunes, 21 de mayo de 2018 08:32:34

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Linkedin Compartir en Tumblr

El Ministerio Público sostiene que el parlamentario cartista encubrió a tres planilleros a su cargo en el Congreso. Se trata de sus empleados particulares. La causa se inició a partir de una investigación de ÚH.

El diputado colorado por Paraguarí Tomás Éver Rivas fue imputado por la Fiscalía Anticorrupción por hacer figurar a tres empleados particulares suyos como funcionarios de la Cámara de Diputados, a pesar de que en realidad no prestaban servicio alguno al Estado. Además, el Ministerio Público imputó a los tres caseros del legislador cartista: Reinaldo Chaparro Penayo, Lucio Romero Caballero y Nery Antonio Franco González.

La pesquisa, a cargo del fiscal anticorrupción Luis Piñánez, duró más de un año y se inició luego de una investigación periodística de ÚH que corroboró con fotografías y videos que Rivas mantuvo como funcionarios a su cargo en el Congreso al casero de su quinta en el Departamento de Paraguarí (Lucio Romero), un empleado de un comercio familiar en Ybycuí (Nery Franco) y el casero de su residencia en Lambaré (Reinaldo Chaparro).
La imputación al legislador y sus empleados es por los delitos de cobro indebido de honorarios, estafa, expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso y uso de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso. Solamente el delito de estafa tiene un marco penal de hasta cinco años de cárcel.

ELEMENTOS. La hipótesis fiscal se basa en el registro de ubicación de llamadas entrantes y salientes de las líneas de telefonía celular que Chaparro, Romero y Franco declararon como suyas en sus legajos ante la Dirección de Recursos Humanos de la Cámara Baja.

A partir del registro proveído por las empresas telefónicas, el fiscal Piñánez constató que estos en ningún momento estuvieron en sus puestos laborales en la Cámara de Diputados, ni siquiera en la zona del parlamento, durante los días en los que el diputado Rivas participó en sesiones ordinarias y extraordinarias en al recinto parlamentario, entre julio de 2016 y marzo de 2017.

A pesar de esto, durante todos esos meses los tres supuestos funcionarios del Congreso firmaron planillas registro de entrada y salida de la Cámara. Todas estas planillas fueron certificadas con la firma del diputado Rivas para justificar el cobro de sus salarios.

Los antecedentes refieren que Chaparro y Romero figuran como contratados desde el 2013, cuando Rivas asumió como parlamentario, con salarios de G. 2 millones al mes. Por su parte, Franco fue contratado a mediados del 2016, con un salario de G. 3 millones.

La primera vez que fue consultado al respecto por ÚH, el diputado Rivas se limitó a responder que se trataba de una persecución en su contra y se negó a identificar a los funcionarios que dependen directamente de él.

Tras varios días de publicaciones sobre el caso, el legislador se presentó en la redacción de ÚH junto a un abogado y su colega, también del movimiento Honor Colorado en Paraguarí, Clemente Barrios. Aseguró que Chaparro, Romero y Franco no eran sus caseros, sino sus choferes y secretario privado, cupos con los que cada diputado cuenta. Barrios lo respaldó. En las elecciones pasadas, Rivas fue reelecto como diputado.

Fuente: UH Digital


Vea también...




DEJA TUS COMENTARIOS:

Obs.: FLASH DEL ESTE Producciones y Eventos no se responsabiliza por los comentarios posteados.